Gamificación Corporativa: Cómo subir al siguiente nivel.

29

Por Alvaro Abril

Desde hace más de 20 años, he trabajado el tema de la Gamificación (término adaptado a nuestro idioma, también llamada Ludificación y proveniente del término Gamification). Este término fue acuñado en 2002 por el programador británico de juegos Nick Pelling, pero su aplicación tuvo tímidos inicios, hace más de 100 años, orientado antiguamente sólo a los consumidores.

La ilustración que observa en esta publicación, es un buen resumen de cómo visionamos esta teoría dentro de nuestra experiencia.

Mi información personal: Si desea ampliar acerca de este tema (Gamification) y nuestros servicios y productos, comuníquese a mi email alvaro@abril.pro y podemos encontrar una forma de aplicar esta metodología en su Empresa. Mi whatsapp +573053221527. Mi web: www.sistemasgeniales.com . Mi nombre es Alvaro Abril, desarrollador de software.

Desde niños, a todos los seres humanos nos encanta el entretenimiento. ¿qué pensaría Usted, si le dijéramos que sus funcionarios pueden jugar una dinámica, durante un día laboral, de nueve a cinco en la oficina (o en la oficina en casa), y que es beneficioso para su negocio? La alta rotación del talento humano, en algunos campos como la tecnología, es un peligroso virus que amenaza el know-how de toda empresa. Los infinitos costos de entrenamiento a un funcionario, para que dure menos de 1 año, se vuelven impagables y ralentizan o paralizan proyectos.

La gamificación es una tendencia en el desarrollo de software educativo que ya es común en cursos en línea, sistemas de domicilios online y aplicaciones de idiomas. Hace unos 5 años, también ha comenzado a penetrar en la educación corporativa.

Aunque esta teoría es muy amplia y adaptable a cada compañía, trataremos de hacer un buen resumen para que la información que Usted recibe, sea suficiente, para comenzar.

Cómo funciona la gamificación

Es fácil ver por qué la educación gamificada es tan efectiva: convierte el aprendizaje tedioso en divertido. Las mecánicas de juego atractivas ayudan a los alumnos a concentrarse y entrar en un estado de flujo mientras aprenden, pero también pueden cambiar su mentalidad y enfoque para adquirir nuevas habilidades para sus trabajos. Pero hay más en la gamificación que solo aprender a través del juego. Para crear un programa de capacitación basado en juegos, debe comprender de dónde proviene la motivación de los alumnos.

El evangelista de la gamificación Yu-Kai Chou ha sentado las bases para numerosos programas educativos con su marco Octalysis. En él, Chou ha definido ocho unidades principales que nos incentivan más:

1. Significado y vocación épicos : un sentido de misión que debe cumplirse por el bien común. Los jugadores creen que lograr una tarea depende de ellos y beneficia a una comunidad.

2. Desarrollo y logros : este impulso se refiere a la ambición de los jugadores de mejorar sus habilidades y progresar hacia el logro de algún objetivo o la superación de un obstáculo. El objetivo debe ser desafiante para lograr sentirse relevante y gratificante.

3. Potenciación de la creatividad y la retroalimentación : los seres humanos se ven impulsados de forma natural por los esfuerzos creativos y se expresan creando cosas nuevas. Ver los resultados de estos intentos y responder a ellos es igualmente crucial.

4. Propiedad y posesión : la motivación para poseer cosas es común y poderosa. Es por eso que tantas personas persiguen la riqueza y acumulan bienes, tanto materiales como virtuales. También es la razón por la que la personalización y el embellecimiento pueden ser tan atractivos.

5. Influencia social y relación — Al ser animales de manada, estamos motivados por una variedad de relaciones sociales y emociones: todos queremos ser aceptados y queridos, nos cuidamos y nos ayudamos unos a otros. Por otro lado, la rivalidad saludable también puede ser extremadamente incentivadora.

6. Escasez e impaciencia : FOMO (miedo a perderse algo) realmente existe y es un motivador poderoso en la educación corporativa. Cuando algo es (o parece ser) exclusivo o no está fácilmente disponible, a menudo sentimos el impulso subliminal y la motivación para obtenerlo.

7. Imprevisibilidad y curiosidad : a menudo emprendemos actividades para averiguar qué sucederá a continuación. Además, disfrutamos ser sorprendidos por los resultados positivos de nuestras acciones.

8. Pérdida y evitación: del mismo modo, no nos gusta que nos sorprendan los resultados negativos y estamos decididos a evitarlos a toda costa.

Gamifica tu programa de entrenamiento

La gamificación corporativa es efectiva ya que permite a los instructores diseñar el proceso de estudio para que apele a estos impulsos básicos.

Para ello, se pueden utilizar varias mecánicas. Repasemos los primeros.

Gamificación, Gamification
Gamificación, Gamification

Fidelización (lealtad)

Uno de los aspectos más rentables para una Empresa, es que sus funcionarios trabajen motivados, amando los principios de la compañía y como consecuencia directa, que bajen grupalmente el indicador de rotación laboral.

La fidelización no sólo es para los Consumidores, también para el Cliente Interno (los colaboradores) e incluso, se puede incluir a los proveedores.

En el comercio vemos como cada cadena de supermercados tiene programas de fidelización, que sin lograrlo completamente, al menos los atraen por más tiempo, tratando generalmente de no hacer que los consumidores no sean altamente sensibles al precio, sino que apelando a algunos artilugios matemáticos e ilusiones, el cliente sienta que está ganando algo adicional por su dinero.

Por supuesto, los negocios de bajo costo (esquema low cost) no son muy abiertos a crear programas de puntos para sus clientes externos, porque su margen de ganancia es muy pequeño.

Conocimiento

Hablando del cliente interno o externo, es muy importante que exista un Conocimiento, al menos de productos o servicios. En el caso del cliente interno, ya tiene que conocer a profundidad la filosofía de la empresa y debe vibrar con su estilo de hacer negocios. Un conocimiento indispensable, está en los procedimientos internos o si se requiere en el conocimiento a profundidad de las características técnicas de cada producto, convirtiéndose todos, en los asesores perfectos para el cliente externo.

Liderazgo

Todos en la empresa tenemos que ser líderes. Así un colaborador no sea jefe, debe liderar procesos en muchas situaciones. Por ejemplo, la persona que hace el aseo, debe liderar las buenas prácticas para entre todos, mantener las oficinas o puntos de venta en el mejor estado posible de organización y limpieza. Así cada funcionario debe motivar a los demás para realizar los procedimientos que correspondan. Incluso podemos hablar del auto liderazgo que consiste en hacer muy bien nuestra labor, sin requerir una supervisión exhaustiva.

Evaluación

Encontrar un método justo para evaluar a nuestros colaboradores debe ser una política permanente y objetiva, y no una labor para hacerla una vez por año con la clásica solución de Jefes evaluando a subalternos y el mismo funcionario auto evaluándose a sí mismo. Hay que crear métricas muy precisas y sin espacio para la discusión o las dudas.

Tablas de clasificación y puntuaciones

Un elemento básico de la gamificación, las tablas de clasificación (rankings) son una forma sencilla de promover la competencia amistosa. Las clasificaciones brindan comentarios instantáneos y una representación visual de los resultados de los alumnos. También facilitan el seguimiento del progreso de uno en relación con otros participantes.

Sin embargo, lo complicado de las tablas de clasificación es su verticalidad: obtener un puntaje bajo puede ser muy desalentador, especialmente si la brecha entre los rangos bajo y alto parece infranqueable.

Una solución es optar por varias tablas de clasificación más pequeñas (por ejemplo, para cada departamento) en lugar de una única para toda la empresa. Califique múltiples factores y tareas para permitir que todos los miembros del equipo brillen y restablezca periódicamente los puntajes para permitir que los nuevos estudiantes y los veteranos compitan por igual.

Recompensas

La perspectiva de ser recompensado puede incentivar a los empleados a hacer un esfuerzo adicional para mejorar sus habilidades. Pero recuerda que no todas las recompensas tendrán el mismo efecto. Por ejemplo, los premios físicos no funcionan demasiado bien porque no atraen a ningún otro impulso central que no sea la propiedad.

Idealmente, desea ofrecer recompensas alineadas con su negocio y basadas en el reconocimiento social y la sensación de logro. Puede ser una insignia, una carta de felicitación del Presidente de la empresa, o una invitación a una reunión corporativa exclusiva.

Cooperación

Aunque la gamificación a menudo se asocia con la rivalidad, es perfectamente adecuada para estimular la colaboración. Las tareas cooperativas hacen que los estudiantes individuales sean responsables del éxito de todo el equipo. Reconocer y ayudar a los demás también son impulsos fuertes.

Un curso basado en juegos puede presentar a los participantes un desafío aparentemente imposible. Todos deberán contribuir con sus habilidades únicas para tener éxito.

Alternativamente, los alumnos pueden obtener puntos extra por trabajar juntos. El propósito subyacente es enfatizar el hecho de que cada tarea se vuelve más fácil cuando te comunicas y colaboras.

Etapas y niveles

Al dividir su curso en una serie de niveles consecutivos, crea una sensación de progresión, haciendo que los alumnos sientan que están mejorando.

Para reforzar este sentimiento, incorpore elementos narrativos en el proceso, por ejemplo, comparando la adquisición de una habilidad con un viaje o una aventura.

Otra característica importante de la estructura de un curso centrado en etapas es establecer el camino de aprendizaje. Para avanzar al siguiente nivel, los participantes deben demostrar que dominan ciertas habilidades adecuadas para la etapa actual.

De esta manera, pueden medir fácilmente su desempeño, mientras que usted puede evaluar objetivamente sus conocimientos.

Escenarios de la vida real

Muchos juegos están diseñados para emular actividades de la vida real: piense en simuladores de vuelo o juegos de gestión económica. Al aplicar el mismo enfoque al desarrollo de la capacitación corporativa, puede preparar a los empleados para las situaciones que encontrarán en su profesión.

Involucrar a los estudiantes corporativos en escenarios auténticos tiene varias ventajas significativas. Primero, los participantes son libres de cometer errores y aprender de ellos.

En segundo lugar, la repetición les ayudará a memorizar los procedimientos estándar y aprender cómo responder a las emergencias. Finalmente, los modelos de simulación más avanzados permiten probar múltiples resultados y diversas circunstancias en un entorno a prueba de errores.

La gamificación demuestra cómo un enfoque reflexivo de los impulsos humanos fundamentales puede traducirse en soluciones prácticas que estimulan el aprendizaje. 

Adoptar este enfoque es el próximo paso en la educación corporativa, donde la capacitación es divertida, atractiva y beneficiosa para los empleados y su negocio.